Noticias

Fuente: La Vanguardia

18 de Junio de 2020

Madrid, 18 jun (EFE).- Varios ex presidentes iberoamericanos pidieron este jueves dejar de lado las ideologías políticas, así como más colaboración, unión e integración entre los países para poder salir más rápido y mejor de la crisis que dejará la pandemia.

En un encuentro telemático, ex mandatarios de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá y Uruguay debatieron junto al presidente de Argentina, Alberto Fernández, y la secretaria general iberoamericana sobre el momento que atraviesa América Latina, uno de los mayores epicentros de la crisis sanitaria que ya deja más de 80.000 muertos en la región.

Consideraron que la ideología está impidiendo que la región dé una respuesta más unitaria a la crisis y pidieron más diálogo e intercambio de experiencias así como otorgar más peso a los organismos internacionales para salir de ella.

El mandatario argentino cerró la conversación lanzando el desafío de “tratar de pensar en qué mundo queremos construir después de tanto dolor que nos dejó la pandemia”.

“Tenemos que pensar en el daño medioambiental que durante décadas le hicimos al mundo, ¿el mundo que se viene va a seguir soportando esa lógica?”, reflexionó.

“DESIDEOLOGIZAR” LA REGIÓN

Varios ex mandatarios hicieron referencia al obstáculo que supone la confrontación ideológica entre los países latinoamericanos para una mejor gestión de la pandemia.

“El concepto de integración nunca había sido tan importante y nunca estuvimos más desintegrados como estamos hoy”, lamentó el ex presidente de Colombia Ernesto Samper, quien recordó que en la propia charla había dirigentes de diferentes ideologías “que nunca dejaron de hablarse” cuando estuvieron al frente de sus países.

El ex mandatario boliviano Carlos Mesa pidió romper la “lógica de amigos y enemigos, de derecha e izquierda”, que a su juicio no debería ser “un referente para marcar la construcción de los espacios de integración”. “No vamos a salir de la pandemia sobre un clima de confrontación”, afirmó.

Asimismo, Jamil Mahuad, ex mandatario de Ecuador, recordó el diálogo que según dijo se daba en las antiguas Cumbres Iberoamericanas donde “había mucho respeto y mucha relación personal que permitió resolver muchos problemas” a pesar de que “a veces” eran “ideológicamente opuestos”.

LA PANDEMIA LLEGA A UNA AMÉRICA LATINA DESUNIDA

El Covid-19 llegó a América Latina cuando sus instituciones se encuentran “con una verdadero desprestigio”, denunció el ex presidente chileno Eduardo Frei, quien lamentó la falta de colaboración entre las naciones latinoamericanas.

“En América Latina no hay ninguna colaboración, ayer por primera vez hablaron los presidentes de Chile y Argentina y tenemos 4.000 kilómetros de frontera”, criticó.

El mexicano Vicente Fox dijo que esta crisis vino a “exhibirnos frente a nuestros problemas” y aseguró que una vez pasada la pandemia “la humanidad va a regresar a lo básico, a hacer lo que hacía” y exhortó “corregir lo corregible y fortalecer lo que veníamos construyendo”.

Por su lado, el panameño Arístides Royo se preguntó por qué Europa “con tan diferentes idiomas y procedencias” pudo unirse en una organización como la Unión Europea y sin embargo América Latina no logra una herramienta de integración así y lleva “200 años de soledad”, señaló.

El uruguayo Luis Alberto Lacalle opinó que cada país es “un mundo” pero a pesar de ello “lo que va a haber que hacer es comerciar”, para lo que pidió “derribar barreras” y defender la libertad de comercio “porque va a traer prosperidad”.

La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, lamentó que América Latina sea el “epicentro” actual de la pandemia, cuando, donde “una de cada dos personas que fallecen por coronavirus es latinoamericana”.

“No tenemos dudas de que el imperativo moral y ético es salvar vidas, pero ese imperativo ha de extenderse para darle a la población las medidas para protegerlos de la enfermedad”, matizó al tiempo que advirtió de que la pandemia “no afecta por igual a todos” sino que “profundiza las desigualdades estructurales” ya existentes. EFE.

Fuente: Secretaría General Iberoamericana

19 de Junio de 2020

Dando continuidad al ciclo de actividades que vienen desarrollando la Secretaria General Iberoamericana-SEGIB, el Consejo de Empresarios Iberoamericanos-CEIB, y la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios-FIJE, el jueves 18 de junio tuvo lugar un foro de diálogo con 7 expresidentes y líderes iberoamericanos, en alianza con la Universidad Camilo José Cela.

evento Ex presidentes iberoamericanos

Dando continuidad al ciclo de actividades que vienen desarrollando la Secretaria General Iberoamericana-SEGIB, el Consejo de Empresarios Iberoamericanos-CEIB, y la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios-FIJE, el jueves 18 de junio tuvo lugar un foro de diálogo con 7 expresidentes y líderes iberoamericanos, en alianza con la Universidad Camilo José Cela.

La jornada se celebró en formato presencial-virtual desde la sede de la CEOE y tuvo como objetivo generar un espacio de diálogo en el que compartir reflexiones y opiniones sobre las distintas líneas de acción y oportunidades de futuro de Iberoamérica ante la situación inédita que atraviesa la región debido al avance del COVID-19.

En el encuentro participaron los ex mandatarios de Bolivia, Carlos Mesa; Chile, Eduardo Frei; Colombia, Ernesto Samper; Ecuador, Jamil Mahuad; México, Vicente Fox; Panamá, Aristides Royo y Uruguay, Luis Alberto LaCalle. Asimismo participó la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan; la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el caribe de España, Cristina Gallach; el rector de la Universidad Camilo José Cela, Emilio Lora-Tamayo; la presidenta de SEK, Nieves Segovia; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi y finalmente, en el cierre del acto, el presidente de Argentina, Alberto Fernández.

Durante el acto los participantes ofrecieron respuestas concretas, desde un punto de vista estratégico y con una perspectiva política, empresarial y académica, a las cuestiones que constituyen retos y desafíos para el futuro a medio y largo plazo de la región tras la crisis de COVID-19, y consideraron que la ideología está impidiendo que la región dé una respuesta más unitaria a la crisis, para l que pidieron más diálogo e intercambio de experiencias así como otorgar más peso a los organismos internacionales para salir de ella.

Para Ernesto Samper, expresidente colombiano “el concepto de integración nunca había sido tan importante y nunca estuvimos más desintegrados como estamos hoy”. Por su parte, el ex presidente boliviano Carlos Mesa pidió romper la “lógica de amigos y enemigos, de derecha e izquierda”, que a su juicio no debería ser “un referente para marcar la construcción de los espacios de integración”. “No vamos a salir de la pandemia sobre un clima de confrontación”, afirmó.

En ese sentido, Jamil Mahuad, de Ecuador, comentó que en el diálogo que se daba en las Cumbres Iberoamericanas “había mucho respeto y mucha relación personal que permitió resolver muchos problemas” a pesar de que “a veces” eran “ideológicamente opuestos”.

Por su parte, la secretaria Grynspan pidió impulsar un diálogo social renovado, pensar en lo público no como lo estatal sino como ‘los bienes que compartimos’ y a fortalecer los liderazgos para enfrentar la post-pandemia. Y expresó su preocupación porque “la pandemia de COVID-19 interactúa con las desigualdades estructurales y amenaza con profundizarlas” haciendo un llamado conjunto “Necesitamos más que nunca una respuesta más decidida de organismos y entidades financieras internacionales”.

Perspectiva Política-Empresarial-Académica

En este sentido, el encuentro sirvió también para tender puentes en la colaboración público-privada y con vistas a explorar los mecanismos e instrumentos de los que disponen gobiernos y empresas, así como para destacar la importancia de las alianzas entre los diferentes actores a la hora de combatir los efectos de ésta y otras posibles crisis que puedan afectar a Iberoamérica.

En cuanto a la academia, se puso en valor la necesidad de contar con unos planes de estudio universitarios y de formación profesional adaptados a las necesidades reales de las empresas. La importancia del fomento de las vocaciones empresariales y la pérdida del miedo al fracaso se configuran como unos elementos esenciales en el futuro postCOVID al que se enfrenta la Región; y es que, según las últimas estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo-OIT, en el segundo trimestre de 2020 está previsto que haya una reducción del empleo mundial de alrededor del 6,7%, el equivalente a 195 millones de trabajadores a tiempo completo.

Fuente: Diario Siglo XXI

MADRID, 25 (EUROPA PRESS), 25 de marzo de 2020

La Secretaría General Iberoamericana (Segib), la Secretaría Permanente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (Ceib) y la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios (Fije) han hecho un llamamiento a la cooperación internacional por la crisis del coronavirus.

“Desde Segib, Ceib y Fije pensamos que esta situación puede suponer una oportunidad para que se refuerce la cooperación internacional y la colaboración público y privada, con vistas a crear los mecanismos adecuados que nos permitan combatir los efectos de esta u otras posibles crisis que puedan afectar a la región en el futuro”, han afirmado las organizaciones.

Asimismo, han asegurado que este escenario va a suponer un paréntesis en la actividad cotidiana, y en el que será necesario que la región se muestre más unida y comprometida “que nunca” para poder superar con éxito el reto que supone para la sociedad el coronavirus.

“Los países del espacio iberoamericano están viviendo una situación inédita debido al avance del virus Covid-19 en la región. Sin duda, esta crisis supone el mayor desafío económico y social que ha enfrentado Iberoamérica en su historia reciente, y para paliar sus efectos se va a precisar de una coordinación multilateral sin precedentes”, han apostillado.

Asimismo, los organismos han destacado que ahora debe ser un momento de unidad y solidaridad ante esta crisis sanitaria y económica que se está viviendo a nivel global.

También han reiterado su apoyo a los gobiernos, al conjunto de empresarios iberoamericanos, y en especial a las pequeñas y medianas empresas, esperando que pronto salgan de esta situación temporal y continúen creando un espacio iberoamericano “más próspero, cohesionado, innovador y sostenible”.

Fuente: Forbes

Con 11 años de existencia, la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios busca crear la red empresarial más grande entre Latinoamérica y Europa.

La Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios (FIJE) cuenta con más de 150,000 jóvenes empresarios de distintos países de América Latina y el Viejo Continente, no obstante, quiere aumentar este número de agremiados a través de programas que inviten a más jóvenes a emprender, debido a que la región lo requiere, señala su presidente Juan Manuel Barrero.

“Creemos en la red de redes y en donde el nodo se fortalece en la medida que la red se agranda. Pretendemos ser fuertes pero no únicos porque creemos en lo colectivo y que es muy positivo que haya otras organizaciones con otro propósito”, añade.

Esta iniciativa, apoyada desde sus comienzos por la Secretaria General Iberoamericana (SEGIB) y la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), tiene tres principales programas para apoyar a nuevos emprendedores que son:

Pase Verde: Permite a cualquier empresario que está interesado en desarrollar negocios en otro país, tener una persona de la red que lo oriente a conectarse con los principales players de esa industria para potenciar su negocio y lograr aprendizaje y contactos más rápido

Softlanding: Plataforma que reduce el tiempo y el costo de establecer tu empresa en otro país.

Embajadores: Son tres representantes de por país que están operando en más de 2 países de la región. Estos embajadores llevan la voz de FIJE a los países destino.

Para Juan Manuel Barrero, presidente de este organismo, si la región iberoamericana comienza a acelerar el proceso de apostar por empresarios jóvenes habrá menos costos sociales, además de que la cuarta revolución industrial será una oportunidad de generación de empleo y riqueza.

“Los jóvenes empresarios no debemos permitir que se cree una grieta entre las empresas dinámicas y del conocimiento con la economía tradicional. Todos son importantes y debemos trabajar juntos, los jóvenes debemos unir esto”, agrega.

En este mismo sentido, el presidente del FIJE explica que el papel del organismo es generar una red de confianza entre empresarios jóvenes. “El FIJE brinda vínculos de confianza, accesos a información valiosa y un intercambio muy provechoso para las empresas de los jóvenes que integran la red”, expone.

Sobre su principal diferenciador respecto a otras redes empresariales es que son el único organismo de jóvenes que une Latinoamérica y Europa con una identidad cultural compartida.

Preocupaciones de los jóvenes empresarios

Ante un crecimiento económico de 1.3% para la región en 2019, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina, así como una tasa de desocupación promedio para los jóvenes entre 15 y 24 años en la región que se situó en 19.6% durante 2018, de acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo, la juventud iberoamericana se enfrenta a otras divergentes, como aún sistema educativo que no prepara al talento que se va a necesitar para generar empresas, comenta Barrero.

Otra de las preocupaciones para el FIJE son la falta de regulación de los países para adaptarse a nuevos modelos de negocio que generen oportunidad de desarrollo.

“Las regulaciones aparecen siempre tarde, porque el sistema de generación de normas también debe cuestionarse”, sostiene el presidente del organismo empresarial juvenil.

Un tema que preocupa a la organización tiene que ver que el trato al medio ambiente, debido a que los empresarios no muchas veces generan un valor social. “Pensamos que hay mucho más para hacer, no sólo dejar de contaminar, sino de reconstruir el medioambiente por ejemplo”, puntualiza.

Fuente: Forbes

En la región latinoamericana 97% de los emprendimientos no llegan a cumplir los cinco años de vida, de acuerdo con datos de Endeavor y GEM Global Entrepreneurship Monitor, a pesar de ello existen iniciativas del FIJE que quieren evitar esta realidad.

Las micro, pequeñas y medias empresas son claves para el crecimiento económico de los países de Latinoamérica, así como en la generación de empleos. Una muestra de ello es que alrededor del 75% de los microempresarios son en realidad emprendedores por necesidad, de acuerdo con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Además, el gasto público en fomento del emprendimiento continúa siendo bajo en América Latina, debido a que equivale a 0.04% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región, muestran datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Lo anterior muestra que una gran parte de las estrategias y políticas para el fomento del emprendimiento, como aporte al desarrollo económico y social de la región, no han funcionado como se pretende.

Ante esto la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios (FIJE) cuenta con programas para respaldar, incentivar y afianzar la red de empresarios en la región de Iberoamérica, a través de ellos se facilitan los mecanismos de conexión y expansión para alcanzar el desarrollo sustentable y social al cual apostamos.

A continuación, te presentamos los tres programas que buscan evitar que tu proyecto empresarial fracase:

Programa “Embajadores”

El programa de Embajadores FIJE es creado con el objetivo principal de acercar e incrementar los vínculos entre los empresarios miembros de las distintas AJEs de toda Iberoamérica.

El programa está pensando sobre el legado que llevan los integrantes de las distintas redes y en colaborar en la generación de vínculos de valor entre los países que forman parte de FIJE. Cada “Embajador FIJE” tiene el objetivo de  llevar el mensaje y el propósito que cada presidente  de AJE quiera llevar a otra región, buscando multiplicar voces y manos con un esfuerzo distribuido.

“Unos de nuestros principales objetivos, es desarrollar vínculos entre los Socios de las 17 AJEs que nos conforman, el programa Embajadores, es una Herramienta Clave que estamos impulsando, con el fin de involucrar a los socios desde una óptica diferente y sean estos los encargados de llevar el mensaje de FIJE, de esta manera se podrá seguir consolidando los lazos entre todos los países de Iberoamérica, impulsado una comunidad de Jóvenes Empresarios, participativa, unida y colaborativa”, expone Matías  Fernández, responsable de los programas por Uruguay.

Programa “Softlanding” – Iberoamérica Expande

Facilitar la regionalización, o expansión internacional de las empresas de los miembros de cada AJE (foco: aquellas que ya están trabajando o resueltas a expandirse)

El programa está pensando para fortalecer a los empresarios de todas las AJEs y desarrollar el empleo y comercio de los países miembro.

A los empresarios que participen de este programa se les facilitarán las herramientas necesarias para que su proceso de desembarco y desarrollo comercial dentro del país objetivo se desarrolle de la manera más fluida posible, ahorrando tiempo y recursos, y evitando posibles frustraciones. Está comprobado que este tipo de programas incrementa la tasa de éxito de los nuevos emprendimientos comerciales.

“Softlanding atiende las posibilidades de expansión, escalabilidad e internacionalización de las empresas afiliadas a FIJE a través de una plataforma que facilita la expansión apoyada de herramientas tales como directorios de contactos, consejos prácticos, seguimiento y puntos claves que permitirán a las empresas incrementar la tasa de éxito en el desembarco y desarrollo comercial en los países objetivo ahorrando tiempos y recursos”, comenta Cesar Duran, representante de Softlanding para México.

Programa “Pase Verde”

El programa de Pase Verde FIJE es creado con el objetivo principal de desarrollar o incrementar, según el caso, la integración comercial entre los empresarios miembros de las distintas AJEs de toda Iberoamérica.

El programa está pensando para fomentar el intercambio comercial entre países de la región, fortaleciendo el tejido empresarial, social y cultural. Las AJEs cumplirán dos roles, emisoras de empresarios y receptoras, para lo cual se proporciona un proceso de selección de empresas a ser consideradas dentro de pase verde y otro proceso para la recepción de los empresarios del extranjero.

“Pase Verde es uno de los programas dentro de la iniciativa “Iberoamérica Expande”, y permite a los socios obtener intercambios comerciales con varios países de Iberoamerica.

Este programa también tiene como objetivo no sólo la integración comercial, sino también asesorar y acompañar al empresario que busca ampliar su red con información característica del lugar, logrando integración cultural y social”, señala Emilia Rearte, representante de Pase Verde por Argentina.

  Aviso Legal  – Copyrights ©2019: FIJE – Diseño web:   FIJE