top of page

El Banco Europeo de Inversiones

El Banco Europeo de Inversiones apuesta por iniciativas climáticas que impulsen la transición a economías resilientes


El Banco Europeo de Inversiones (BEI) apuesta por iniciativas climáticas que impulsen la transición a economías resilientes para los próximos años en América Latina y Caribe, tal y como informó su vicepresidente, Ricardo Mourinho Félix durante el foro empresarial: “Impulso y crecimiento en Iberoamérica”, celebrado en la sede de la Organización Empresarial, organizado por CEOE-CEIB y el BEI.

Los últimos años han mostrado sin reparos las consecuencias de una globalización que sólo es beneficiosa cuando fortalecemos nuestras relaciones y la forma en la que trabajamos juntos. La principal prioridad para el BEI, subraya su vicepresidente, Ricardo Mourinho Félix, como brazo financiero de la UE e implementador de sus políticas, es la de impulsar las inversiones ligadas a una transición climática y energética justa, dentro y fuera de la UE, contribuyendo globalmente al cumplimiento de los Acuerdos de Paris. El desarrollo sostenible no se consigue a través de un mayor proteccionismo, sino todo lo contrario. “Un comercio internacional justo y equilibrado, con cadenas de producción diversificadas, acelerará una transición a la neutralidad climática y son las bases de economías robustas y resilientes”, declara.

Desde el BEI tienen claro el camino a seguir, y es el de fomentar y promover iniciativas climáticas que impulsen la transición a economías resilientes. “Queremos extender nuestra red de financiación en la región con nuevos socios, garantizando las inversiones de mayor impacto climático y social”, explica Mourinho.

El momento geopolítico y la crisis climática a la que nos enfrentamos ponen de relieve la necesidad de trabajar codo con codo con todos los socios a nivel global para afrontar juntos unos retos que no entienden de fronteras. La presidencia española del Consejo de la UE está siendo clave para fortalecer a nivel regional nuestra relación con América Latina y el Caribe; y desde el BEI están encantados de poder acompañar en esta línea de trabajo. Global Gateway, en opinión de Mourinho, garantizará que todo el trabajo que se está haciendo en estos seis meses continúe en los años futuros con operaciones, proyectos, y colaboraciones concretas.

“Mi mensaje principal es la predisposición del BEI para trabajar activamente, de la mano de las empresas y el sector público, en identificar e impulsar oportunidades que nos permitan fomentar un mundo más sostenible y resiliente”, concluye.

Estrategia Global Gateway y financiación climática En un panel moderado por la responsable para América Latina y el Caribe del BEI, Kristin Lang, y centrado en analizar la estrategia Global Gateway en América Latina y el Caribe, el secretario general de Asuntos Económicos y G20 del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Manuel de la Rocha, el vicepresidente de CEOE, Íñigo Fernández de Mesa; la directora general adjunta de la DG INTPA de la Comisión Europea, Myriam Ferrán; la directora de Financiación Estructurada de Elecnor, Ángela Pérez; y la directora sr, de Asuntos Europeos de Llorente y Cuenca, Paloma Baena; señalan la necesidad de establecer un diálogo permanente, lograr financiación, contar con una estabilidad regulatoria y trabajar sector público y privado de la mano para que la Estrategia Global Gateway tenga éxito.

En el Manifiesto Iberoamericano de Compromiso por la Inversión, que se presentó en el marco de la pasada Cumbre Iberoamericana en República Dominicana, se pone de relieve que América Latina y el Caribe se encuentra muy por debajo en términos de inversión que la media de la OCDE y se observa una pérdida de atractivo de los países de la región como destino de inversiones mundiales. Por tanto, en el documento se recomienda que para recuperar ese atractivo es importante mejorar la calidad regulatoria y crear un clima de negocios favorable, en el que prime la seguridad jurídica. En lo relativo a las oportunidades existentes en la región, el vicepresidente de CEOE, Íñigo Fernández de Mesa, subraya las posibilidades de colaboración en el sector energético y en la transición verde, ámbito en el que España tiene una gran experiencia, de la que América Latina puede beneficiarse.

Hay que tener en cuenta que Europa está perdiendo algo de fuerza en América Latina, y por ello la Cumbre UE-CELAC sirvió para tres objetivos muy importantes: retomar un mecanismo de concertación política; dar un impulso a los grandes acuerdos pendientes (Chile, México y UE-MERCOSUR) y revigorizar y reenfocar la inversión europea en América Latina. A través de la Estrategia Global Gateway, informa Manuel de la Rocha, secretario general de Asuntos Económicos y G20 del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, se han identificado 130 proyectos transformadores, relacionados con infraestructuras, conectividad, digitalización o energía, y que ofrecen una agenda de inversión renovada. No obstante, considera, tras la Cumbre es imprescindible hacer un seguimiento de las prioridades, que haya una mejor coordinación para poner en marcha los proyectos (reducir cargas burocráticas, plazos de ejecución...); involucrar a todas las partes implicadas en los proyectos; y tratar que las licitaciones no se centren exclusivamente en el precio, sino también en factores como la calidad, o la sostenibilidad. “Las empresas deben seguir insistiendo en pedir proyectos concretos, lo que obliga en gran medida al sector privado a hacer sus deberes”, valora.

La iniciativa Global Gateway nace en 2021 para poder hacer frente a los retos globales, en ámbitos como la transición verde, la transformación digital, el transporte y

conectividad, y el apoyo al desarrollo humano. El principal objetivo, según La directora general adjunta de la DG INTPA de la Comisión Europea, Myriam Ferrán, es construir partenariados mutuamente beneficiosos e implicar a sector público, agencias, organismos multilaterales, bancos de desarrollo y sector privado, para que la estrategia pueda funcionar. Por tanto, es fundamental entablar un diálogo permanente entre todos los actores para que ambas regiones progresen y trabajen juntas.

La directora de Financiación Estructurada de Elecnor, Ángela Pérez, considera que es una buena noticia saber que política, impacto en el desarrollo y promoción de las actividades de las empresas europeas van de la mano. Y sobre todo valoró la idea de anteponer la defensa de valores sobre el precio. Pero, para que los proyectos se traduzcan en una realidad puede pasar mucho tiempo, por lo que es fundamental “conectar las necesidades reales con las ideas para que las empresas pueda comprometerse”.

Desde el punto de vista de Paola Baena, directora sr. de Asuntos Europeos de Llorente y Cuenca, hay que adaptar las formas de trabajar, es importante escuchar al sector privado y a las comunidades locales; la “cocreación debe formar parte de la manera de operar del sector público y también de los organismos multilaterales”. El diálogo debe ser mucho más amplio y profundo; y se debe asumir que la Estrategia Global Gateway se mantendrá en el tiempo para garantizar la confianza de las empresas. “América Latina no es el destino de una mera inversión, sino que es un socio de preferente de primer nivel para la Unión Europea”, asegura.

En lo relativo a la creación de BEI Global, destacar que tiene por objeto tener un enfoque más directo en el fortalecimiento de la política exterior y de desarrollo de la UE, según la responsable para América Latina y el Caribe del BEI, Kristin Lang. Con la creación de esta nueva entidad, se espera lograr un mayor impacto de la actividad fuera de la UE, trabajando de forma más coordinada con otras multilaterales, Estados miembros y sus agencias de cooperación, diferentes entidades nacionales, gobiernos y las delegaciones de la UE en los más de 160 países en los que operan. “En América Latina en particular, el año pasado logramos una cifra de financiación récord de 1.700 millones de euros, de los que el 75% estaba enfocada a las áreas de acción climática y sostenibilidad ambiental. Durante los casi 30 años de operaciones en América Latina hemos apoyado 150 proyectos por valor de 13,000 millones de euros, mientras que en el Caribe han concedido casi 2,000 millones a través de 220 operaciones desde 1978”, informa Lang.

BEI y Banco Santander afrontan retos climáticos en América Latina Durante la jornada, se hizo también especial mención al acuerdo alcanzado entre el BEI y el Banco Santander, a través del cual el primero concede 300 millones de euros para instalar una serie de plantas solares fotovoltaicas de autoconsumo a pequeña escala en Brasil y seguir potenciando de esta manera las energías renovables en la región.

Sostenibilidad y energía Las organizaciones empresariales de Iberoamérica están comprometidas con el desarrollo y el crecimiento de la región, contando con el respaldo de los organismos multilaterales, entre ellos el BEI, que se enfoca en financiar proyectos relacionados con el clima, beneficiando a numerosas empresas. “Estoy convencido de que potenciar y conectar nuestro trabajo, propuestas y compromisos a uno y otro lado del Atlántico es la solución”, comenta el secretario permanente de CEIB para cerrar la jornada; y recuerda además los grandes eventos celebrados este año en los que se han puesto sobre la mesa las prioridades y desafíos del sector empresarial de ambas regiones: el XIV Encuentro Empresarial Iberoamericano, celebrado en el marco de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno en República Dominicana, XXXI Reunión de Presidentes de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas miembros de la OIE y queconforman CEIB, el Consejo de Presidentes de BusinessEurope y el Foro Empresarial de la Cumbre UE-CELAC.

Desde CEIB y CEOE vamos a estar igual de presentes que hasta ahora en esta agenda de actividades, asegura Casado, que no sería posible sin el apoyo y el respaldo que ofrecen permanentemente los organismos multilaterales para llevar a cabo proyectos que contribuyen a generar cadenas de valor locales e impulsan el desarrollo y el crecimiento en la región. “Objetivo que sin duda compartimos desde el Consejo de Empresarios Iberoamericanos: más y mejores empresas; empleos de calidad; inversiones verdes, eficaces e inclusivas; y, sobre todo, más y mejor Iberoamérica”, valora.

El BEI, conocido también como el "Banco del Clima", destina la mayor parte de su financiación a proyectos relacionados con acción climática, transporte, energías renovables, agua y residuos, así como I+D+i. “En 2022 más de 65.000 pequeñas y medianas empresas se beneficiaron de las ayudas que concede el BEI. Además, el banco no solo apoya inversiones europeas fuera de la UE, sino que también inversiones de otros países dentro de la Unión Europea”, concluye Fernando Torija, director de la Oficina en España del BEI.

Comments


bottom of page