top of page

Federación de Entidades Privadas de Centroamérica, Panama y República Dominica (FEDEPRICAP)

Helui Castillo - Directora Ejecutiva de FEDEPRICAP.


En la región centroamericana las MiPymes represen- tan alrededor del 99% de universo empresarial y de ellas un 89% aproximadamente se considera son microempresas. Bajo esta consideración podemos asegurar que la MiPymes muevan la región del SICA, generando más y mejores empleos, desarrolló socio económico e impactando en la calidad de vida de la población de Centro América.


Estas 1,570,421 MiPymes, juegan un rol primordial en las economías de sus países y el generarles mejores condiciones para hacer negocios impacta en su capacidad de crecimiento, innovación y lograr trascender en el tiempo. De aquí la importancia que los gobiernos generen políticas que favorezcan la creación de nuevas empresas, pero también, políticas que fortalezcan el tejido empresarial de las MiPymes.


Está fortalecimiento de las MiPymes y un marco ideal para que trabajen se hizo especialmente crítico a partir de la pandemia, donde todas las empresas del sector empresarial sufrieron cierres totales o parcia- les. La recuperación en estos últimos 2 años ha sido lenta y llena de retos, pero con la esperanza no solo de reactivar empresas, sino de crear nuevas, para dar empleo digno a miles de centroamericanos que entran día a día al mercado laboral regional.


La misma pandemia mostro también nuevas oportu- nidades para las empresas, a través del uso de tecno- logía para los negocios. Forzó a muchos a pensar fuera de la caja y buscar soluciones creativas e inno- vadoras para poder seguir trabajando. Adicional- mente, se vio la importancia del nearshoring, donde empresas de países industrializados, con Estados Unidos, ven ahora como una necesidad el tener sus insumos y suministros más cerca, para evitar disrupciones en la cadena logística, incrementó de costos por fletes y reducir la amenaza de desabastecimientos.


A partir de esta premisa, Estados Unidos ha lanzado su iniciativa a través de la Vice Presidenta Kamala Harris, de Partnership for the Américas, que busca impulsar el nearshoring y mayores inversiones de empresas estadounidenses de gran tamaño en la región. Está es sin duda una oportunidad para las Mypimes.


Aunque se reconoce la importancia de las Mypimes en la región, al igual que las empresas de gran tamaño, también se enfrentan a una serie de retos para poder hacer más y mejores negocios. A manera de ejemplo podemos mencionar algunos: seguridad jurídica, simplificación administrativa, facilitación de comercio, armonización de procesos o trámites, sistematización de los procesos, sobre regulaciones, efectos del cambio climático, seguridad alimentaria, acceso a financiamiento, acceso a tecnología, capacitación de la fuerza laboral, innovación, migración, situación economía mundial, guerras, producción, costos y acceso a energía y seguridad.


Cada uno de estos retos debe ser atendido por los gobiernos de los países y generar políticas que real- mente apoyen a las empresas a poder sobrellevar- los y que sigan siendo los motores generadores de la economía y desarrollo. Para ello, se han creado diferentes iniciativas en los países y a nivel regional. A manera de ejemplo tenemos el Cenpromype que promociona las MiPymes a nivel regional y que apoya instancias locales para fortalecimiento del sector. Consta de repositorio de información que puede servir de consulta para los países y las empresas. Hay además iniciativas que vienen de las instituciones bilaterales cómo BID, Banco Mundial y BCIE entre otros, que buscan también desarrollar proyectos en apoyo a las MiPymes. Desde las gremiales empresariales hay también proyectos en apoyo al sector, orientados a mejorar el acceso a tecnología, capacitación del personal, fortalecimiento de capacidades administrativas, acceso a financiamiento y modernización.


Cada una de estas iniciativa y proyectos tienen la finalidad de hacer más fuertes a las empresas y que logren crecer y desarrollarse. Invertir en generar empleos es un buen negocio para todos, y ayuda a combatir el desempleo, la inseguridad y la migra- ción. En la medida que se adopten políticas que fomenten el desarrollo empresarial, lograremos dar más oportunidades a los jóvenes de la región y devolver la esperanza a muchos que la han perdido. Tenemos la oportunidad de trabajar de forma con- junta, sector público y privado por mejorar las condiciones de nuestros empresarios y fortalecernos cómo países en este mundo globalizado.


Commenti


bottom of page