top of page

LAS MIPYMES EN CHILE Y SUS DESAFÍOS FUTUROS

Javier Irarrázaval L. - Director de Políticas Públicas de la Confederación de la Producción y del Comercio de Chile.


Las micro, pequeñas y medianas empresas de Chile enfrentan un panorama complejo para los próximos años. El Informe de Política Monetaria del Banco Central estima un crecimiento del pro- ducto para este año de entre -0,5% y 0%, y para 2024 se espera que sea entre 1,25 y 2,25%. El FMI acota el crecimiento estimado de 2024 a un rango entre 1,5 y 2%. A lo anterior se suma una inflación esperada de 4,3% en 2023, para recién el próximo año converger a la meta de la autoridad monetaria, con una tasa anual de 3%.


A este escenario macroeconómico se suman riesgos externos e internos. Los principales ries- gos externos son incertidumbres en torno a un periodo prolongado de tasas de interés altas en el mundo, la volatilidad de los precios de las materias primas debido a la desaceleración en China y la intensificación de los conflictos regionales en el mundo. En cuanto a los riesgos internos, la polarización y fragmentación política podrían llevar a demoras adicionales en las refor- mas necesarias como la previsional y la de trami- tación de proyectos de inversión. Además, el des- contento social por la desigualdad y la situación de la seguridad sigue estando presente.


También preocupa la incertidumbre acerca de la solvencia de las instituciones de salud previsional (Isapres).


La Ley 20.416 (Estatuto Pyme) establece que una empresa se considera mipyme si sus ventas no superan las 100 mil UF anuales (poco más de USD 4 millones). Esto hace que el 99% de las empresas del país -poco más de 1,1 millones- estén en esta categoría, empleando a 45 de cada 100 trabajadores chilenos, pero solo facturando un 13% de las ventas totales del país.


Lo anterior da cuenta de que el principal reto al que se enfrentan las pymes en Chile es una mayor productividad, lo que tiene relación con el capital humano de sus empleados y dueños, con la facilidad para abrir y administrar una empresa, y con el peso de la formalidad. De hecho, hay más de 1.150.000 personas micro emprendedoras que operan en la informalidad, y un 50% tuvo como principal motivación la “necesidad” (en desmedro de la oportunidad o la tradición familiar).


Por otro lado, hay dos leyes publicadas reciente- mente que impactarán especialmente a las mipymes: (i) la ley de 40 horas (publicada en abril 2023), que reducirá gradualmente y con cierta flexibilidad la jornada laboral de 45 a 40 horas, pero que implicará ajustes a turnos laborales e implicará eventualmente nuevas contrataciones o menores ventas; y (ii) la ley que sube el salario mínimo a $500.000 a partir de julio de 2024 (publicada en mayo de 2023), lo que implicaría un alza real de más de un 17% en 14 meses, lo que no se condice con mejoras productivas equivalentes.


En este contexto desafiante, la Confederación de la Producción y del Comercio, a través de sus seis socios sectoriales -sector agrícola (SNA), bancario (Abif), comercial (CNC), construcción (CChC), industria (Sofofa) y minería (Sonami)- ha colabo- rado a enfrentar los problemas de las pymes. A continuación, algunas iniciativas:


- Abif: a través del programa FOGAPE (Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios) Chile Apoya, los bancos privados han desembolsadoUS$ 2.650 millones, beneficiando a 54 mil pymes -lo que equivale a un promedio de $45 millones por pyme– y con una tasa de rechazo por políti- cas de los bancos de un 9% del total de solicitu- des recibidas. Además, a través del programa “Manos a la obra”, en conjunto con la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, han capacitado a más de 18 mil emprendedores en materias tales como elaboración de flujos de caja e inversión.


- CNC: El Centro de Apoyo y Promoción a la For- malización Mi Pyme Cumple nace en Chile el año 2016 en conjunto con la Organización Internacio- nal del Trabajo (OIT) y la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Surge de las necesidades de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMEs) del país y con el objetivo de entregarles herramientas concretas para que así pudieran cumplir con la legislación vigente (principalmente laboral, tributaria y empresarial). Además, hace unos años la CNC creó el Observatorio del Comercio Ilícito, que pretende generar conciencia sobre el impacto de la informalidad mediante campañas informativas y diversos estudios, con el fin de promover la formalidad en las mipymes nacionales.


- CChC: hace unos años se creó el Programa de Atención Social para Pymes socias de la Cámara. Este programa busca promover la cobertura de la Atención Social a los trabajadores y trabajado- ras de las empresas con menos de 80 trabajado- res. El programa considera un sistema de atención social integral, que se adapta a la realidad de la empresa y de sus trabajadores.


Por último, cabe destacar una propuesta que se ha venido instalando en la agenda pública, impulsada por la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech): crear un fondo de fondos de capital de riesgo. Típicamente las pymes se financian con deuda, mientras la alternativa de capital de riesgo (venture capital) permanece muy poco explotada en el país. Con un fondo de fondos, que podría financiarse en parte con aportes de capital por parte de Corfo (Corporación de Fomento, organismo público a cargo del fomento productivo), se podría potenciar el venture capital como alternativa de financiamiento para las pymes.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page