top of page

Mipyme andorrana Crecimiento e internacionalización

Gerard Cadena - Presidente de la CEA


El tejido empresarial de Andorra está conforma- do principalmente por micros, medianas y pequeñas empresas. Las corporaciones que cuentan con más de 250 o son muy escasas en nuestro país y se circunscriben a sectores como el comercio de retail, la hostelería y el esquí.


Esta realidad hace que en el Principado hablar de les retos y las oportunidades de las empresas, en general, y de los retos y las oportunidades de las mipymes, en particular sea prácticamente una misma cosa.


Ello no significa que no exista una aproximación distinta a la realidad de una y otro tipo de empre- sa: La situación económica general plantea esce- narios sensiblemente distintos para las mypimes. La economía andorrana se sitúa en estos mo- mentos a la cabecera de Europa en cuanto a crecimiento: El año pasado, el Principado experi- mentó la segunda do experimentó la segunda mayor tasa de crecimiento del continente, sólo superada por Irlanda, y las cifras de este 2023 apuntan a unos resultados similares.


Las mypimes se benefician, sin duda, de esta fase expansiva, pero a la vez sufren -quizás con mayor dureza que la gran empresa- lo que podríamos denominar como “males del crecimiento”: inflación elevada para los estándares europeos (IPC del 7,1% el 2023 y previsiblemente un 5% para el 2024), dificultades para encontrar empleados, presión sobre los salarios y tensión sobre el mercado inmobiliario.


Todos estos “males” se dejan sentir con mayor intensidad en una micro, pequeña o mediana empresa. A pesar de ello, también son las mipy- mes las empresas que tienen mayor flexibilidad para adaptarse a cambios sobrevenidos.


En cuanto a las oportunidades, la negociación (prácticamente finalizada) del acuerdo de asociación entre Andorra y la Unión Europea, también abre oportunidades para la pequeña y mediana empresa. El acuerdo permitirá un acceso equilibrado de Andorra y de sus empresas al mercado interior de la Unión y, por tanto, nunca antes habrá sido tan fácil trabajar desde Andorra hacia el exterior. Este cambio de escena- rio puede ser más provechoso para las mipymes, puesto que la gran empresa (y Andorra cuenta- con casos de éxito en el retail, la banca y el esquí) ya ha encontrado desde hace años sus propios mecanismos de expansión internacional, por la vía de la creación de filiales en países europeos. Pero esta vía suele ser demasiado costosa para la mipyme.


Desde la Confederación Empresarial Andorrana contribuimos al apoyo al crecimiento y la inter- nacionalización de la mipyme. Crecimiento e internacionalización son prácticamente sinóni- mos en un país como el nuestro, de 468 kilóme- tros cuadrados y poco más de 80.000 habitantes. El papel de la CEA ha sido clave en la puesta en marcha del programa Growth, desarrollado bajo el paraguas de Andorra Business; un programa de mentoría que ya va por su cuarta edición y que ofrece un asesoramiento muy valioso, princi- palmente a mipymes, para desarrollo de produc- to, internacionalización del modelo de negocio, marketing, gestión de procesos y otros retos vinculados a cualquier proyecto empresarial en crecimiento.


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page