top of page

PYMES CONTRALA LEY DE HICK

¿Cuántas veces hemos escuchado que las micro, pequeñas y medianas empresas tienen una proyección de vida de menos de 5 años en el mejor de los casos?, o ¿cuántas veces hemos invertido en publicidad “de a poquito” para probar si funciona y terminamos gastando mucho más de lo esperado sin tener los resultados que deseamos?


Empezar una empresa desde cero puede ser muy costoso en 2 formas diferentes: económica y de tiempo.


Al inicio, especialmente aquellos que comenzamos con el famoso “bootstrapping” ósea financiando el negocio con nuestro propio capital y el de nuestros socios, si tenemos la suerte de tenerlos; debemos hacer de todo en la empresa si queremos que se mueva, y una parte importante en nuestro andar es el miedo de terminarnos nuestro capital antes de tener clientes o antes de generar un flujo sano de efectivo que nos permita crecer. En ocasiones este miedo nos impide ver las oportunidades que realmente son funcionales para nuestra empresa por querer sobreproteger nuestros fondos. Y por si no fuera suficiente lo anterior, hoy en día tenemos al alcance demasiadas herramientas y demasiadas soluciones que se vuelve un tema de locura y desasosiego elegir entre todas. En 1952, para los psicólogos William Hick y Ray Hyman quienes presentaron un estudio de la relación entre el tiempo que requiere tomar una decisión y el número de opciones presentadas, llamada Ley de Hick, fue justamente el intento de reducir a un concepto simple el poder de decisión en un océano de opciones justo como las vivimos en la actualidad. Pero, ¿cómo saber cuáles son efectivas en verdad y eficientes con los costos? Después de todo, las PyMEs no cuentan con tanto capital publicitario y el que tienen lo cuidan como el oxígeno que respiramos. Antes de responder esto último resulta importante conocer nuestro segmento de mercado y hacer un análisis profundo de quién sería nuestro cliente ideal para identificar dónde los encontramos. Dependiendo a quién le estés sirviendo es dónde los vas a encontrar; las redes sociales como TikTok e Instagram, son una gran herramienta para generaciones millennial y centennial. Sin embargo, el resto de las generaciones tiende a encontrar publicaciones sobre sus temas de interés en el resto del mercado online. Es aquí donde entran en juego tecnologías basadas en inteligencia artificial y plataformas denominadas Demand Side Platforms (DSPs) las cuales se enfocan en la compra y venta de medios publicitarios masivos para generar mayores alcances y con mejor impacto por el enfoque en conseguir a las audiencias dentro de los territorios a atender, y no al revés cómo tradicionalmente se ha hecho. Incluso algunas de estas plataformas se enfocan expresamente en ayudar a dar visibilidad a las PyMEs volviéndolas competitivas en un mercado sobresaturado de información y altamente competitivo en posicionamiento. Como PyMEs, queremos crecer y ser sostenibles más allá de lo que dicta la estadística, mucho más de lo que la expectativa predice y aún más de lo que nosotros mismos soñamos. En conclusión, es necesario darnos el tiempo de realmente entender e investigar quién es nuestro user persona, nuestro cliente ideal, nuestro segmento de mercado y nuestro nicho evangelista. Esos minutos, horas o días que “no tenemos” para pensar en estas cosas, pueden ser la diferencia entre hacer un gasto o una inversión, entre salir adelante o ser parte de la estadística y entre la quiebra o el éxito de tu empresa.



Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page